La plástica en Mérida, en crecimiento, por abrirse a otras personas: Arturo Canto

Paul Antoine Matos
Foto: Raúl Angulo Hernández
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 25 de julio, 2016

En el corazón de la muy meridana colonia Itzimná, el arte cumple su ciclo ideal: se concibe, se crea y, finalmente, se expone, buscando que el espectador se identifique y, en el mejor de los casos, se emocione con las obras.

Se trata de un corredor cultural formado por la galería Lux Perpetua, el taller Casa Lo’ol y la residencia artística El Flamboyán, estos tres sitios se conjugan para convertirse en una cadena productiva de arte completa.

El taller Casa Lo’ol es el centro donde gravita ese corredor cultural. Ahí, las ideas de los creadores evolucionan hasta tomar forma y llegar a Lux Perpetua para ser expuestas. El Flamboyán permite que artistas consolidados o en formación sean invitados a residencias temporales. Los tres espacios forman un triángulo en el mapa, cuya distancia máxima es de cuatro cuadras.

La Casa Lo’ol huele a barniz, a la pátina que se adhiere sobre el metal, ese elemento que después será sometido a la limadura de distintos instrumentos, como una gubia de metal, para generar grabados en distintas técnicas. Las prensas, cuyo peso cae absoluto sobre láminas metálicas y de zinc, con el propósito de que la pintura deje su impronta en el papel, son también un viaje a las etapas primigenias de la estampa.

Arturo Canto Rébora, uno de los socios que emprendió esta aventura, que suena a buena locura en un tiempo en que se invierte más en la destrucción que en las cosas positivas que han hecho posible la permanencia de la especie, como es el caso del arte, platica sobre las intenciones de su apuesta.

La principal razón, explicó en entrevista con La Jornada Maya, es establecer el taller Casa Lo’ol; un espacio que ofrezca las herramientas para que la gente produzca y contribuir a la creación de un semillero de artistas.

También es un sitio con el que se busca generar un equilibrio entre quienes inician y quienes ya se han consolidado, pues quien tiene la experiencia y la comparte, propicia la multiplicación y no la resta, expresó. Por el taller han pasado, en apenas unos meses, Esmeralda Torres, Jordi Boldo, Santiago Olguín, Luis Moro y Francisco Limón. Y, a partir de octubre, Miguel Castro Leñero tendrá una exposición individual en Lux Perpetua.

Para consolidar el taller, Arturo Canto explica que se han aliado con el grabador Francisco Limón y el diseñador digital Giovanni Troconi. Éste último se desempeña en un arte innovador, que puede generar fusiones de técnicas estrictamente fotográficas con las de otras artes visuales, para conseguir una obra original.

En Mérida, la creación artística tiene un gran potencial en el mercado peninsular, pero hay que divulgar más a los artistas plásticos oriundos de Mérida o de otros lugares que radican aquí o visitan la ciudad.

Arturo Canto Rébora resaltó la importancia de promover a los artistas locales y apoyarlos, a través de la compra de sus obras. Un artista genuino nos vende no sólo un elemento decorativo, sino una formación profesional y una experiencia de expresión única. Su proceso creativo involucra algo muy personal: sus emociones; pero también su pensamiento sobre el entorno y la historia del arte; eso marca la diferencia con las pinturas y esculturas, realizadas sólo con fines de ambientación de interiores que se expenden, por ejemplo, en tiendas departamentales.

En Mérida, señaló, la creación artística plástica y gráfica está en crecimiento por la apertura de la ciudad hacia distintos tipos de personas, como la comunidad de extranjeros, que apoyan a las galerías en las que se exponen las obras.

Lux Perpetua es una galería que permite a los artistas, tanto jóvenes como consolidados, exponer sus creaciones; además cuenta con una biblioteca compuesta por más de 200 títulos de gran calidad, que está abierta para quienes deseen consultarla.

El lugar que se inauguró hace un año, en mayo del 2015, y ha permitido que Mérida tenga un espacio de exhibición para gente que quiere construir arte, en una ciudad donde hay pocas galerías, expresó.

La residencia artística El Flamboyán, permite que los jóvenes tengan un lugar para vivir, pero también estar cerca del taller y la galería. Incluso, en septiembre llegará una docena de alumnos de la Escuela Nacional de Artes de París, como parte de un viaje por México, reveló.

Grabado

Una placa de metal bañada con barniz es tallada minuciosamente por la artista oaxaqueña Siegrid Wiese. El dibujo que crea es una mujer, una representación surrealista de ella misma, aunque ella prefiere nombrar lo que crea como evidencialismo, porque a través de ellas se muestra a sí misma.

Siegrid estuvo en el taller Casa Lo’ol durante sus vacaciones. Desde los 19 años se inició en el arte, aunque ella se considera artista de nacimiento. Reconoció que pinta por una necesidad emocional; la pintura le ayuda a encontrarse consigo misma. Es una búsqueda que no espera encontrar un resultado preciso; de lo contrario, opina, me enfermaría.

Lo que intenta reflejar es su relación con las personas; lo que se aloja en su subconsciente y, posteriormente, aparece en sus creaciones. Siempre son autorretratos que funcionan como una especie de psicoanálisis en el que se estudia la vivencia y la experiencia, comentó.

“Me encanta, me mantiene feliz. Cuando estoy conmigo y me encuentro, para después compartirlo; esa es una función primordial del arte; es algo que viene de adentro, es un lenguaje universal. La intención es que lo sienta alguien, sin importar que viva en Japón o en Oaxaca. También el espectador debe identificarse, aunque no le sea agradable lo que ve”, abundó la artista visual.

Al llegar a Mérida no esperaba encontrar un lugar de tan alto nivel como Casa Lo’ol. “Es increíble, pocos en Oaxaca hay; es un lugar bien armado, con instalaciones en gran estado y con una gran organización, además de que quienes lo han echado andar tienen una amplia experiencia; será un éxito total”, vaticinó.

La placa con el autorretrato de Siegrid, donde aparecerá ella con cinco ojos y dos corazones, es llevada a una piscina con plástico para que el tallado destaque. La pintura rellena el dibujo grabado; al limpiar el excedente, para evitar daños a la obra, pasa por debajo de una prensa en la que la figura definitiva se plasma, se revela en el papel.
La obra pasará por la prensa varias veces hasta que el color de la pintura sea el idóneo para la artista. Pronto saldrá de Casa Lo’ol hacia Lux Perpetua para ser colocada en alguno de sus muros. La cadena productiva del arte concluye, sólo falta que se complete con las emociones del espectador.

Fuente: https://www.lajornadamaya.mx/2016-07-25/Lux-Perpetua

Lourdes Rébora y Ulises Ortega, socios fundadores de Mundo Joven

Cada año más de 20,000 mexicanos visitan, principalmente, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, España, Francia, Alemania, China y Japón. Todos ellos con el objetivo de complementar sus estudios y aprender más acerca de otras culturas. “Antes los jóvenes tenían que convencer a sus padres para viajar al extranjero”, afirma Rébora. “Ahora son los adultos quienes los impulsan, pero se aseguran de que sus hijos no tengan ningún problema durante su estancia fuera de México”.

Así, en 1995 surgió Mundo Joven, una agencia de viajes que apostó por satisfacer las necesidades de un nicho en crecimiento. Según la Conapo, para el 2010 habrá 21.5 millones de personas de entre 15 y 24 años de edad. “En cada uno de nuestros establecimientos el cliente encuentra todo para su viaje: desde una mochila hasta seguros internacionales”, explica. Para ello, la firma cuenta con alianzas estratégicas y proveedores exclusivos.

Un modelo diferente
La pregunta es ¿cómo conquistar tanto a padres de familia como a jóvenes consumidores? “Hay que escuchar al mercado y darle exactamente lo que pide”, asegura la emprendedora, quien agrega: “Este modelo de negocios existe en Brasil, Argentina e Inglaterra y nuestra labor fue adaptarlo a las exigencias del mercado mexicano”. Lourdes Rébora también aprovechó su experiencia y la red de contactos que hizo como miembro del Comité Ejecutivo Mundial de Turismo Juvenil para materializar su idea con éxito.

Pero en 2007, mientras se daban a conocer las Nuevas Siete Maravillas del Mundo, los fundadores abrieron la oportunidad a otros socios para formar parte del éxito de Mundo Joven, convirtiendo a la agencia de viajes en un negocio franquiciable.

Hoy, Mundo Joven ofrece un modelo de negocios que se opera en un local de 45 m2 a 70 m2. Lo recomendable es que la sucursal se encuentre cerca de una universidad o sobre una avenida principal, en planta baja, con vista a la calle y que tenga estacionamiento. Una vez que el cliente entra a la tienda recibe asesoría personalizada y encuentra prácticamente todo para su viaje: maletas, boletos de avión y transporte terrestre, reservaciones en hoteles, seguros de viajero y credenciales de estudiante internacional.

Antes de convertirse en franquicia, la empresa tenía 10 tiendas. Actualmente, su red está integrada por 12 sucursales propias y 11 franquiciadas en Querétaro, San Luis Potosí, Xalapa, Puebla, Toluca, Monterrey, Tuxtla Gutiérrez, Veracruz, Coatzacoalcos, Guadalajara, León, Orizaba, Saltillo, Chihuahua, Cuernavaca y el Distrito Federal. Todas estas plazas comparten una característica en común: una alta población estudiantil.

Tan sólo en Puebla la matrícula de educación superior es de 160,000 estudiantes de licenciatura y posgrado, atendidos en más de 200 instituciones. Para satisfacer la demanda del mercado, Mundo Joven divide el año en tres cuatrimestres: el primero, que inicia en enero, está enfocado en jóvenes que cursan la carrera, maestría o doctorado; el segundo en quienes asisten a cursos de verano y el último para personas de 18 a 35 años que viajan por placer.

Red en crecimiento
Con una inversión desde US$75,000 -que incluye la cuota de franquicia, mobiliario, equipo, acondicionamiento del local y capital de trabajo inicial- puedes tener tu propia sucursal. “La capacitación del personal es continua y corre a cuenta de la franquicia maestra, pues así aseguramos la calidad en el servicio de cada uno de nuestros establecimientos?, sentencia Jacqueline Solís, Directora de Franquicias de la firma.

“Pedimos que el franquiciatario tenga una carrera profesional, esté familiarizado con los negocios, conozca muy bien cómo se comporta el mercado local y, sobre todo, que sea quien esté a cargo de la unidad”, precisa la directiva. “Gracias a nuestras alianzas internacionales, los socios que se suman a Mundo Joven tienen acceso a productos exclusivos y precios preferenciales. De esta manera, los clientes también se benefician, al encontrar una solución a la medida de sus necesidades y a un precio justo”.

Los planes para iniciar el 2009 contemplan la apertura de dos sucursales más: una en Villahermosa, Tabasco y una segunda tienda en el Puerto de Veracruz. Asimismo, la firma cuenta con la representación de Hosteling International México, por lo tanto, los ejecutivos lanzarán un nuevo modelo de franquicias de hostales. La meta es que en cada uno de ellos haya una tienda de Mundo Joven para complementar su oferta. “Es una oportunidad para que los jóvenes emprendan un negocio novedoso, interesante y rentable”, concluye Jacqueline Solís.

Claves:
* Aprovecha tu experiencia para emprender un negocio.
* Define el perfil de tu cliente para diseñar soluciones a la medida de sus necesidades.
* Crea alianzas estratégicas con tus proveedores para diversificar tu oferta y dar precios competitivos.
* Capacita a tus franquiciatarios para garantizar un servicio de calidad al consumidor.
* Identifica nuevas líneas de negocio para complementar tu oferta.

Costos:
* Cuota de franquicia: US$25,000
* Inversión inicial: US$50,000 (incluye: mobiliario, equipo, obra civil y capital de trabajo).
* Retorno de inversión: 12-24 meses.
* Regalías: 3% sobre ventas mensuales.
* Publicidad: ND.
* Sitio Web: www.mundojoven.com
* Territorios disponibles: toda la República (excepto las plazas ocupadas).

Ésta es la historia de cómo llegó Twitter a México

Son mucho más que 140 caracteres: Twitter es una empresa que busca ser el termómetro de lo que acontece en el mundo. Una plataforma de comunicación y medición de emociones de la sociedad conectada. Hablamos con los primeros empleados mexicanos de la firma, los elegidos para abrir la oficina en este país.

La gran mayoría de las entrevistas las hizo con la pijama puesta, de la cintura para abajo, a través de un sistema de videoconferencias muy parecido a Skype que se llama Blue Jeans. Eran muy temprano, mucho antes de que Carlos Cantú saliera a trabajar a la agencia de publicidad coreana en la que lideraba a un equi­po de creativos. “Traía la camisa, el saco y la pijama. Yo creo que para mí ese fue mi amuleto de la suerte”, dice el primer mexicano que Twitter contrató para abrir su oficina en México, mientras rememora cómo fue su proceso de contratación.

“Cheil es una agencia de origen coreano, es una agencia muy grande en Asia, en América es una agencia relativamente reciente, pero es conocida mundialmente porque es la agencia mundial para Samsung, y en México entró justo para manejar Samsung, aunque no exclusivamente para ellos”, dice Cantú sobre su último trabajo, antes de entrar a la empresa de los mensajes de 140 caracteres.

Carlos trabajó en Rock 101 y Estéreo 100, hizo de todo: locutor, redactor y productor. Después empezó en publicidad, donde estuvo trabajando más de 15 años. “Empecé en Lowe, que en ese momento se llamaba Ammirati Puris Lintas, me tocó ahí la transformación, de Am­mirati Puris Lintas a Lowe Lintas, y cuando salí ya sólo se llamaba Lowe. Después estuve en Grey un par de años. Luego en Young & Rubicam estuve ocho años. Y mi último traba­jo como agencia fue en Cheil, yo era la cabeza del departamento creativo, tenía a mi cargo a 25 creativos”.

Fue un trabajo interesante, re­cuerda, pues Cheil está muy enfoca­da en las nuevas tecnologías. Por su origen coreano, muy especializados en mobile. “Yo venía de agencias muy tradicionales, de ser un creativo con un pasado muy tradicional, Cheil me permitió adentrarme a este mundo de las nuevas tecnolo­gías y especialmente al mundo de los móviles”.

Cantú dice que ahí fue su tran­sición a Twitter. Todo empezó, re­cuerda, con una llamada. La cabeza de Recursos Humanos para América Latina de la empresa de tecnología con sede en San Francisco está en Brasil. Es una mexicana.

“Me llamó y me dijo que estaban pensando en buscar personas para empezar a formar un equipo para América Latina, fuera de Brasil, dijo que alguien que viniera del mundo de la publicidad sería interesante.”

Buscaban a alguien que enten­diera de mercadotecnia, que tuviera un background muy creativo, pero también de mucha estrategia. Esos eran los grandes requisitos.

“Tuve un proceso de 10 entrevis­tas. La mayoría más que entrevistas eran conversaciones, salía muy enri­quecido, muy emocionado. Todas las conversaciones fueron digitales, no tuve que ir a São Paulo o San Fran­cisco. La mayoría de mis llamadas eran antes de las siete de la mañana, para poder hablar con más tranquili­dad, antes de irme a trabajar”.

El primer día que jugó México en el Mundial de Brasil, recuerda Cantú, se tomó la tarde. Estaba en casa de un amigo, disfrutando de carne asada y cervezas. Ganó México y durante el festejo le lla­maron de Brasil para decirle que él era el indicado. “No me acuerdo la fecha exacta, pero fue en junio del año pasado”, recuerda. “En algún momento me dijeron, tú eres el candidato que nos gusta. Te vamos a hacer una propuesta. Ahí se tardó unos meses en llegar la propuesta, me enteré que estaban viendo todas las implicaciones legales, estaban averiguando cómo contratar a alguien en México, cuáles eran las obligaciones legales, laborales. Des­pués tenían que decidir cuál iba a ser la estructura en México y dónde iba yo a estar sentado. Pasaron otros meses. En agosto ya me hicieron la propuesta formal. Yo empecé formalmente en septiembre del año pasado. Ha sido toda una aventura”, dice en entrevista, en unas oficinas improvisadas en la Ciudad de Mé­xico en el mismo edificio en donde se instaló Google, a unos pasos de Facebook. “Me integré al equipo de Twitter en septiembre del año pasa­do, me tocó ser el empleado número uno de Twitter en México”.

Twitter abrió oficialmente en México el 1 de julio. Carlos Cantú es la cabeza de un área dentro de Twitter que se llama Estrategia de Marca, para toda América Latina, menos Brasil (su puesto oficial es Head of Brand Strategy for Spanish Speaking LATAM).

Carlos dice que viniendo de la cultura de las agencias de publi­cidad, fue un cambio radical. Para empezar, que le hayan dicho que durante el primer trimestre sus ob­jetivos estaban garantizados, fue un gran cambio. “Querían que durante tres meses aprendiera. La cultura, los productos. Entonces, que te pa­guen por aprender, es invaluable”.

Lo primero que haces en Twitter una vez que te contratan es irte a San Francisco a vivir tu primera semana, junto con recién contratados de todo el mundo. “No importa si son ingenieros, si son del área legal, todos tenemos un primer proceso, que es entender la cultura de Twi­tter, qué es Twitter, cuál es nuestra misión y cultura”.

Durante esa semana tuvo un entrenamiento especializado en campañas, los tuits que podían ofrecer y cómo construir estrategias para las marcas.

“Es una cultura muy amigable, de mucha colaboración, aquí entende­mos que si le va bien al que está en el escritorio de junto, a la compañía le va bien y a mí me va bien. Entonces, siempre hay quien te quiere ayudar”.

Después estuvo unas semanas en Brasil, porque allá tienen una oficina muy bien instalada, con más de dos años en el mercado. Con un área de estrategia de marca, que es la que él maneja. “Fui a trabajar con ellos para aprender. Después ya me vine a México, a conocer a los clientes”.

Twitter antes de tener una oficina en México contaba con un socio en la región, llamado IMS, era el distribuidor exclusivo de sus servicios en América Latina. Ellos manejaban México en ese momento.

“No solamente pensar en piezas de comunicación que sean im­pactantes y memorables, sino que construyan marcas. Yo pensé que buscaba a alguien con un perfil mu­cho más enfocado a redes sociales. Y las redes sociales nunca habían sido mi especialidad. Yo lo que hice fue mandarle algunas referencias de algunas personas que me parecía cumplían con el perfil que me ha­bían descrito. Y un par de semanas después me llamó, me dijo que habían estado analizando los perfiles que les di”.

Él recuerda que era un usuario de Twitter muy asiduo, era un fanático desde antes de integrarse al equipo. Trabajaba campañas de Twitter con sus clientes, pero no pensó que buscaban a alguien de su perfil.

“Le mandé los perfiles de las per­sonas y un par de semanas después me llamó y me dijo: ‘mira, estuvimos analizando y quisiéramos a alguien que tuviera un perfil más parecido al tuyo, que ya haya manejado un equipo, que ya haya manejado cuen­tas regionales, que tenga cierto nivel de conversación con los clientes, más estratégico’. Y le mandé mi currículum”.

Carlos Cantú dice que nunca pensó en que él pudiera ser un can­didato. Cuando le dijeron que era, no lo podía creer.

“Le tengo mucho cariño a Cheil, pero Twitter, en cuanto escuché eso de Twitter se me iluminaron los ojos por muchas razones”.

El día que entregó su currículum comenzó un proceso de siete meses.

“No existía una oficina en Méxi­co, no existía una razón social, no se sabía ni siquiera quiénes estarían en el equipo y la estructura de América Latina. Estaba abierta la posibilidad incluso que yo estuviera trabajando en cualquier país de la región. Tomó mucho tiempo”.

Carlos Cantú dice que le parece que uno de los éxitos de Twitter es su proceso de contratación.

Una sobreviviente

Diana Ramírez, directora comercial para Twitter en México, recalca que su background es 100% digi­tal. La recordamos de Starmedia, con Fernando Espuelas. “Tuve la fortuna de vivir el boom de internet”, confirma. Hablábamos de las grandes empresas de Nueva York y del Nasdaq. Starmedia fue el primer portal para América Latina. Ella era parte del equipo comercial, del lado del servicio al cliente.

Le recordamos que en esos días sí era difícil vender digital. Ahora, parece más fácil. “La gente en ese entonces no entendía la diferencia entre la arroba y la triple w. Recuer­do esos tiempos y he visto cómo nuestro México ha evolucionado de manera bastante rápida, en esto ya tengo 14 años, sin calcular edades por favor”, pide Diana.

En Starmedia estuvo más de tres años y vivió el desplome de la nueva economía. “Después de Star­media lo que sucede es que mucho de ese talento se movió a America Online. Ahí me fui formalmente al rol de ventas. La verdad es que con los clientes en muchos casos comenza­mos a construir las relaciones y desde entonces hemos trabajado juntos”.

A Diana le tocó cerrar la cortina de AOL y desde entonces le pregun­taban por qué era tan necia, por qué insistía en trabajar en esta industria.

“La verdad es que dije no, esto es mi pasión, es lo que amo hacer. Pos­teriormente, a eso llegué a Micro­soft, ahí estuve seis años. En roles comerciales, construyendo estrate­gias con los clientes en México”.

Diana Ramírez se fue a IMS en 2012, cuando Twitter decide tener un vendedor en América Latina. “No lo dudé, dije, yo tengo que estar ahí”. Desde entonces trabaja para Jack Dorsey. “La verdad nunca lo dudé, dije, quiero seguir nutriendo el entorno digital de nuestro México, pero con un jugador que hoy está transformando el mundo”.

Ella comenzó a vender Twit­ter en México, junto con algunos del equipo que hoy dirige. A ellos les tocaron las primeras conversaciones sobre Twitter Ads.

Uno de los primeros clientes en México, dice Diana, fue Carso, con Escudería Telmex.

“Empezamos con uno y poco a poco se fueron construyendo histo­rias de éxito. Previo a esto ya había clientes que estaban comprando Twitter Ads de manera remota, ese era el caso de un Volkswagen y un Coca-Cola. Ellos pactaron promoted tweets antes de que lanzaramos el servicio con IMS”, recuerda Diana.

Diana Ramírez dice que llegó un momento en que la madurez del mercado mexicano requería de un equipo formal de Twitter en México. En ventas, ella coordinaba a un equi­po de 14 personas.

“La transición fue suave, real­mente nosotros operamos hasta junio 30, como reseller IMS y gran parte de ese equipo, ahora es parte del equipo de Twitter México. Cambiamos de oficina, pero también nutrimos el equipo de nuevo talento, con gente con un background muy nutrido, de top talent en México, para hacer un equipo integral. Teníamos tres años trabajando con nuestras cuentas. En cuanto se abre la oficina, todos quisimos pertenecer a Twitter México”.

Desde el 1 de julio llegaron a esta oficina en la capital.

“Para nuestros clientes, este cambio tenía que ser lo más suave posible”, explica Diana Ramírez. “En esta oficina somos 19 y vamos a ser bastante más antes de que termine el año. Se están abriendo posiciones y la apuesta que tiene Twitter para México es muy ambiciosa”.

Carlos Cantú recuerda que cuando él comenzó a trabajar para twitter, ya se notaba el trabajo de diana y el equipo de IMS.

“Empecé a acercarme mucho con IMS, que ya tenían una gran relación con muchos de los clientes que tene­mos hoy. Empecé a conocer todos los clientes de la región, como te digo, no manejo sólo México”.

Carlos Cantú dice que lo que hace su área, estrategia de marca, es trabajar con los mejores socios, las marcas que mejor entienden la plataforma y más provecho le están sacando, los que más invierten.

“Hay marcas que están in­virtiendo en Twitter en México desde hace tres años, que es cuando empezó IMS; marcas, por ejemplo, como Volkswagen, que es una de las primeras que creyó en Twitter. Seguimos trabajando con ellos. Con Coca-Cola, uno de los primeros proyectos que hice fue para Pepsico, para Pepsi-Cola. Las cerveceras, Grupo Modelo y Cervecería Cuau­htémoc, Nestlé. Esas fueron las pri­meras marcas con las que comencé a trabajar, pero ellos ya trabajaban con IMS. La verdad es que ya hacían cosas bien interesantes”.

El objetivo del área de Carlos Cantú es que estos clientes, que sus socios más cercanos, le saquen el ma­yor provecho a la plataforma. “Para que tengan los mejores resultados y quieran seguir invirtiendo con nosotros. Entonces yo pertenezco al área comercial, le doy asesoría a estas marcas (…) Mientras más cerca de las agencias estamos, mejores resultados entregamos, es lo que les digo a los clientes. Muchas veces nuestra relación es con la agencia. Son digamos tres grandes rubros los que cubrimos, el primero es capaci­tación, entrenamiento, actualización, para que sepan cuáles son nuestras herramientas y qué es lo nuevo que hay. Hago mucho estas sesiones de entrenamiento para las agencias y los clientes”.

Cantú dice que fue un gran reto, para empezar, es un sistema con el que los clientes y las agencias no están acostumbrados. Tiene unas características muy peculiares, entonces es difícil romper moldes y estereotipos de sistemas de trabajo bien establecidos.

Pero también hay clientes muy evolucionados, en donde se compli­ca seguirles el paso y ofrecerles el servicio que necesitan.

“Y hay otros clientes más tradi­cionales, que están en este proceso de evolución y son con los que hay que trabajar más. Lo que he aprendido es que no hay una oferta homogénea de Brand Strategy con los clientes, con cada uno, cada agencia, hay que encon­trar lo que requieren”.Las redes sociales y las apps seguirán en evolución. (Reuters)

Los números de Twitter

Jack Dorsey, el CEO de Twitter, dijo hace unos días que la plataforma que fundó tiene 307 millo­nes de usuarios activos al mes. Durante una reunión con analistas para comentar sus resul­tados correspondientes al tercer trimestre de 2015, el chief financial officer (CFO) de la empresa, Anthony Noto, agregó que registraron ingresos por 569 millones de dólares (mdd) entre julio y septiembre, esto fue 58% más que lo reportado en el mismo lapso del año pasado.

Sin embargo, uno de los pro­blemas que han visto los analistas financieros es que Twitter no ha crecido como se esperaba.

El resultado del más reciente trimestre indica que apenas ganaron 3 millones de nuevos usuarios entre julio y septiembre de este año.

Los analistas explican que el mo­delo de negocios se basa en la publi­cidad que lanzan las grandes marcas a través de la plataforma, pero si la audiencia no crece a los ritmos que se esperan la plataforma pierde atractivo, y no se puede vender como lo hace Facebook, que tiene más de 1,500 millones de usuarios y contando, o incluso que Instagram, que continúa aumentando aceleradamente su lista de fans a cada segundo.

Esta situación ha sido un dolor de cabeza para los directivos de la firma. En junio, Dick Costolo dejó el puesto de CEO vacante y Dorsey llegó a sucederlo en un movimiento que buscaba darle confianza a sus inversionistas.

“Yo cuando entré teníamos otro ceo, la verdad que nuestro ceo previo, Dick Costolo, era muy que­rido. La primera semana que estuve en San Francisco, como te decía, tuvimos una gran conversación con Costolo (…) Entonces cuando él deci­de que ya no quiere ser el ceo, pues hubo una preocupación. La verdad, no creo que hubiéramos podido sustituirlo con alguien mejor que el fundador, Jack Dorsey”, dice Cantú.

Las acciones de Twitter han per­dido más de 40% de su valor desde mayo de este año, Costolo se fue y poco después anunciaron que despe­dirían a 336 empleados, un 8% de su fuerza laboral global. Sin embargo, Jack Dorsey y su equipo confían en que revertirán esta mala racha.

“Hace unos dos meses nos reunimos toda el área comercial, del mundo, una semana en San Francisco, para tener charlas y capacitación. Me encantó que Dick fue a hablar con nosotros, nos habló de cómo veía a Twit­ter y su futuro. Después tuvimos a Jack. Lo que me pareció es que es un apasionado de Twitter, para él no sólo es una platafor­ma, no sólo es una compañía, ni solamente un negocio, para él es una herramienta para ayudar a cambiar el mundo. Creo que hoy en día todos estamos más inspirados y más conectados emocionalmente”.

Cantú dice que hace seis meses él solo era la oficina, y trabajaba desde casa. Después de él entró Santiago Kuribreña.

De la TV a Twitter

Santiago Kuribreña llegó como director de medios de twitter en méxico, procedente de la televisora de emilio azcárraga jean. “Televisa ya lleva un rato muy involucrado en las redes, muy involucrado en proyectos de digi­talización de contenidos y de nuevas maneras de distribución. Yo estaba muy involucrado en manejo de redes. Estuvimos experimentando muchísimo. Yo creo que fue esa parte la que les llamó la atención. Ellos sabían que yo tenía una idea de lo que se ha hecho y de lo que se puede hacer”.

Su ocupación principal es ayudar a los diferentes socios de medios a tener mayor éxito en sus proyectos. Twitter básicamente divide o estruc­tura los socios como verticales, está el área de gobierno, el área de noti­cias, de entretenimiento, deporte, música, iglesia, etcétera. Cada uno tiene una serie de herramientas que pueden ayudarles.

“Tenemos una infinidad de infor­mación y análisis, si algo existe en Twitter es que todo, absolutamente todo, es medido. Esa medición te va dando caminos de éxito, caminos que te ayudan a compartir con tus socios para que tengan mayor éxito”, explica Kuribreña. “Yo en particular, mi área, yo trabajo con los grandes generadores de contenido. Yo no me enfoco tanto en las empresas. Digo, hay empresas que generan mucho contenido, pero yo trabajo por ejemplo con el el gobierno, que es un gran generador de contenido, tiene mucha información, mucho que compartir. Trabajamos con medios. Muchas veces yo quiero que mi cuenta de Twitter me informe y me ayude a generar una relación con la audiencia, pero también quiero que me dirija hacia mis plataformas, hacia mi app. Hacia mi página o mi programa. Eso también es medible”.

Desde antes de que se abriera la oficina, asegura, había mucho in­terés y acercamientos. “Ya veíamos que había mucho movimiento. Veías un alto grado de innova­ción en cosas que van hacien­do los medios y las empresas. A los mexicanos les fascinan estas nuevas plataformas, lo adoptaron de una manera muy natural”, asegura.

El d∫irector de Medios de Twi­tter señala que Televisa fue una gran escuela, porque entiende el valor de la inmediatez. El valor del contenido.

Santiago dice que fueron 16 entrevistas las que pasó. “Una personas te va a evaluar por cultura, otra por ciertos valores, otra persona por ética y manera de pensar, cada persona que te va entrevistando va buscando ver cómo reflejas y qué tanto vas a ayudar a representar a la em­presa. Eso yo lo agradecí mucho, que hayan tenido tanto cuidado, pues es una decisión muy fuerte para los dos. Estuve 10 años en Televisa, les tengo mucho cariño y estoy muy agradecido, porque fue una muy buena escuela”.

Kuribreña, Diana y Cantú coin­ciden en que es una estructura muy horizontal, que hay mucha apetura y que Jack Dorsey les escribe seguido, y responde rápido. “Ya ha madurado muchísimo, ha tenido unas experien­cias increíbles y ha sido un visionario en general, no sólo este proyecto. Sigue en ese camino. La pasión y la manera en que está empujando la cultura de Twitter es muy padre”, dice el Head of Media.

Otra pieza clave del equipo mexicano de Twitter

“Yo me integré a Twitter el 18 de mayo para hacer la apertura de la oficina. Arrancamos el 1 de julio de 2015, con la operación 100% manejada directo desde San Francisco. Hasta ese día yo esta­ba como director general de Proximity, que es la agencia de marketing digital de BBDO”, dice Efraín Mendicuti, director de Desarrollo de Agencias y Cuentas Clave para Twitter México.

Fuente: http://www.forbes.com.mx/esta-es-la-historia-de-como-llego-twitter-a-mexico/#gs.MGVtYwY

Arturo Rivera: la belleza de lo terrible

Los cuadros de Arturo Rivera no pueden ser otra cosa más que una galería de personajes cotidianos, criaturas abandonadas a su suerte, seres marginales, los «clochards» universales que aparecen sin escenarios protectores…

Había ya transcurrido alrededor de una hora, cuando me di cuenta lo que estaba sucediendo: lo que había comenzado como una entrevista formal, se había vuelto una charla de cuates, una charla de amigos que se confían y se confiesan detalles de su vida. Ya sabe: manías, vicios, anécdotas; incluso, situaciones de pareja para comparar cómo uno se enfrenta a éstas… Vaya, de pronto nos vimos conversando de nuestras vidas cotidianas.

Lo sé: fue un poco raro todo, pero también gratificante. Lo cuento como sucedió: era lunes; afuera, la tarde caía apacible; estaba en su casa-estudio. Para entonces, mi anfitrión, el pintor Arturo Rivera, se desenvolvía con naturalidad, honestidad, cortesía, a ratos también con ironía, y con mucha afabilidad.
“Mise en scene”, serie más reciente del pintor.

“Mise en scene”, serie más reciente del pintor.

Aunque en un par de ocasiones había conversado con él, en años anteriores, no le recordaba tan suelto en el trato. Su afabilidad y sus respuestas provocativas, ésas sí las recordaba (Arturo Rivera siempre ha dirigido sus dardos a las instituciones culturales, y a sus dirigentes, por su inoperancia e incapacidad para hacer bien las cosas). Aun así, no dejó de sorprenderme su respuesta cuando unos días antes de vernos, vía telefónica, me dijo que ninguna instancia cultural tenía preparado un homenaje, o alguna retrospectiva, por un aniversario más de su vida.

—¡Nhombre, qué va! A mí me odian —me respondió, al otro lado del auricular, y soltó una carcajada.

No obstante, le sugerí vernos para charlar. Después de todo —y enfaticé cada una de mis palabras—, es un pintor reconocido, con una obra mayúscula, catártica, y, desde luego, provocativa y con imágenes superpoderosas. Además, dije, cumplir 70 años es una buena edad para echar una mirada hacia el interior, y al exterior.

Así que ahí estábamos, sentados en la sala de su casa-estudio, una tarde calurosa de abril. Aunque llevaba un breve cuestionario para ir dirigiendo la conversación, el maestro se me adelantó y tomó la iniciativa, y pronto me vi respondiendo a sus preguntas…
Matrimonio Arnolfini

‘Matrimonio Arnolfini’.

—¿En qué medio me dijiste que estás ahora? —gritó, desde el otro lado de la sala, mientras buscaba unos vasos en su cocina.

—¡Colaboro para el portal de Forbes México! —bramé desde el sillón de su sala.

—Es la revista que hace la lista de los más ricos, ¿no? —dijo con una voz más leve, ya dirigiéndose hacia donde estaba sentado.

—Esa misma. Aunque no sólo habla de eso —le corregí.

—Ya. Se vende mucho, ¿no? ¿Es muy conocida? —quiso saber él.

—Por supuesto, sí y sí. Y el portal web es muy visitado —le presumí, y agregué—: también tiene una sección en donde se escribe de arte, cultura y estilo de vida…

El maestro le dio una calada a su puro; por el olor que desprendía el humo, era de gran calidad, sin duda.

—¡Uf, la cultura! —exclamó—. ¿Qué ha pasado con las secciones de cultura, y con los suplementos culturales? —dijo, como preguntándose a sí mismo.

—Lo que ha venido sucediendo los últimos años —le respondí—: desapareciendo.

—Es muy triste ver lo que está pasando —dijo, y clavó su mirada en un indefinido punto—. Si no me equivoco, ya quedan tres suplementos solamente; mientras las secciones de cultura del día a día, cada vez tienen menos páginas…
Foto: Josué D. Romero

Foto: Josué D. Romero

—Sí, es cierto. Algo similar pasa con la pintura, ¿no lo cree? —dije, retomando el hilo de la conversación.

—Sí, exacto. No hay espacios. Todo está copado por el “arte contemporáneo”, así, entrecomillas, porque vaya uno a saber qué quiere decir lo de “contemporáneo”… Hace algunos años, nosotros éramos contemporáneos o modernos; ahora resulta que no es así. Se robó la palabra el arte VIP (video, instalación, performance). Se robaron ellos la palabra “contemporáneo”.

—Sin embargo, estará de acuerdo que las actas de defunción para la pintura han surgido siempre a lo largo de los siglos…

—¡Desde luego! Siempre. Toda la vida.

—Así que no podemos hablar de resurrección de la pintura, ya que ésta nunca ha muerto…

—Jamás ha muerto. Y no sólo eso: cuando ha pasado todo esto, se ha enriquecido mucho más. Yo como pintor lo veo: los museos están en una decadencia absoluta, pero la pintura está más viva que nunca, a partir de todo eso… ¡Los jóvenes están gruesos! No sólo en México; en varias partes del mundo, los jóvenes pintores están impresionantes. Es un fenómeno que está totalmente en contra de todo lo que ha provocado el arte VIP, todos esos movimientos de la piedra en medio o de la caja de zapatos.

—Si me permite, el problema no sólo ha llegado por ese flanco…

—Sí, exacto. Ahí están los pintores hiperrealistas, que son muy comerciales… Eso también ha afectado, porque es una pintura muy mala, pero se vende mucho. ¡Es la que más se vende, tal vez! Y es que la pintura transgresora les da miedo. ¡A mí me ha costado, durante toda mi vida, la actitud que tengo! Y no es actitud: simple y sencillamente así soy. Ése es mi carácter… Entonces, yo pienso que el arte no es exactamente para confrontar; es para que sientas. Algo que tú compras, algo que tú cuelgas, es porque tú sientes algo al verla. Es como la música que oyes, el libro de poesía: ¿por qué te gusta? Porque la sientes. El arte no es que deba entenderse, es sentirse…
‘El instrumental quirúrgico del doctor’

‘El instrumental quirúrgico del doctor’

—Pero, por naturaleza, el ser humano trata de entender, maestro.

—Mira, cuando tú lees un poema, tú no lo quieres entender, lo quieres sentir. Ya después, en una segunda lectura, tratas de desmenuzarlo y utilizar más la razón. Pero tú no puedes ver un cuadro, y estar utilizando la razón nada más… Además, como el realismo per se es descriptivo, un vaso es un vaso. El realismo tiene este detalle: que sale de ti, tiene que salir de dentro de ti. Uno pone un elemento, pues así lo requiere el cuadro… Es como si alguien está componiendo una partitura, y de pronto algo le dice que se vaya por tal o cual camino. Así pasa con la pintura. Es como un trace.

—En su caso, para ver su obra pictórica, ¿la gente debe estar preparada?

—En lo absoluto. En lo absoluto. Mira, la pintura se vende por tres razones, sobre todo: se vende por estatus (si todos tienen un Coronel, debo tener uno); se vende como inversión, y la tercera, que es la más rara pero sí existe, se vende por gusto. Yo tengo, por fortuna, coleccionistas míos, sobre todo algunos, que compran mis cuadros por gusto, porque les gusta mi trabajo… Y les gustan, a veces, los cuadros muy provocadores, muy gruesos…

§§

A lo largo de los últimos años, quizás la última década, había discutido, analizado y debatido sobre la obra de Arturo Rivera con mis amigos hasta la exasperación. Y digo exasperación porque esencialmente se trataba de eso: la única conclusión a la que lográbamos llegar era siempre la misma: ¿qué motivaba a Arturo Rivera hacer esas obras? ¿Cuánto había sufrido en su vida para pintar ese infierno que, paradójicamente, para lograrlo, usaba imágenes bíblicas, religiosas, incluso casi sagradas?

Por supuesto, no éramos los únicos. Diversos periodistas, críticos y artistas que se ganan la vida poniéndole etiquetas a la gente, le identificaron con una amplia variedad de escuelas. Que era un surrealista. Que era un impresionista. Que era un cubista. Que era un hiperrealista. Y, quizá, mi favorito: que era un realista de intensidades. Pero detrás de ese montón de frases rimbombantes, esa gente casi nunca explicaba en esencia al pintor mexicano.

Sentado en uno de los sillones de su casa-estudio, no dejaba de pensar en la frase que acababa de pronunciar el propio Arturo Rivera: a la gente le gustan, a veces, los cuadros más provocadores, muy fuertes.

En lo particular, y así se lo dije, esto es lo que me agrada de su obra. Sus cuadros no sólo me fascinan y me interesan; también me inquietan. ¡Es como un golpe a puño limpio! Me confunden. ¿Es normal que la gente sienta eso ante su trabajo?

“Bueno, me da mucho gusto que lo digas —dijo—. Porque para mí, el objetivo del arte, el objetivo de la expresión humana, es exactamente conmover. Esto es, si una obra de teatro, un libro, una melodía, o un cuadro no te conmueve, ¿qué sentido tendría? Para mí, todo el arte tiene que conmover, tiene que confundir. Lo que no conmueve es decoración. No hay más vuelta que darle.”
ARTURO_RIVERA_Jineta_serigrafia85_x_74

‘La Jineta’

Entonces, me miró a los ojos y preguntó: ¿y por qué te ha confundido?

No lo sé muy bien, le contesté. Todos estos personajes que encontramos… son muy fuertes. Parece que han sufrido mucho. Dudo que alguien se sienta a gusto con un cuadro suyo.

“Eso pasa mucho —respondió—. Al principio, de hecho, yo no me daba cuenta de esto. Uno hace este tipo de cosas y cree que es de lo más normal. Incluso, las mismas galerías llegaban a sorprenderse. Quizá por eso, al principio, sí me costó trabajo entrar a galerías. Y no sólo entrar. Recuerdo que el cliente mismo, que se llevaba un cuadro porque le gustaba o le conmovía, lo regresaba unos días después, ya que a su esposa no le agradaba. Sin embargo, con el tiempo fui entendiendo poco a poco qué es lo que la gente ve en lo que yo veo. A mí me parecía normal. Y creo que lo es. Pero a otros no les parece. Es ahí donde entra ya lo de la belleza y lo terrible. Un tema que, por cierto, ha sido abordado en infinidad de tratados.”

Le conté que precisamente este tema era el que me había llamado más la atención cuando lo conocí. (En 1994, Arturo Rivera había presentado en la galería Misrachi su trabajo realizado un año antes: 25 pinturas y dibujos elaborados en torno de temas bíblicos. En ella había piezas como La Dolorosa, Ecce Homo, El círculo y La última cena, siendo esta última, junto con Ejercicio de la buena muerte, las más relevantes.) Seguidamente le comenté que sería hasta seis años después, en la retrospectiva que se le organizó en el Palacio de Bellas Artes, cuando había comprendido, de repente, lo que quería contar.

Quiso saber entonces qué era eso que había entendido. Le expliqué mi interpretación de su obra. Sus cuadros, especifiqué, no pueden ser otra cosa más que una galería de personajes cotidianos, criaturas abandonadas a su suerte, seres marginales, los «clochards» universales que aparecen sin escenarios protectores.

Mientras me explayaba, él asentía con la cabeza. “Sí, eso puede ser —me confirmó—. Si tú también lo ves, te estás identificando con ese punto de vista.” Aunque me aclaró inmediatamente algo que no sabía: “Ahora bien, si pongo un elemento aquí o allá, no hay un por qué. Simple y sencillamente son como metáforas que te salen o que son provocadas por el primer elemento que tú pintas.”

Luego, agregó: “Antes, en los ochenta, partía del cuerpo y era el que me decía qué colocar. Hoy, las cosas son distintas. Es lo que te decía hace un momento: hoy es como estar en trance, no estás contigo, no estás pensando. Está saliendo. Ahora tú eres el que propicias ese estado de comunión. Estás ido. Estás como volando. Hoy, es una belleza lo que sucede ante el lienzo.”
Arturo Rivera (Foto: Josué D. Romero)

Arturo Rivera (Foto: Josué D. Romero)

Le pregunté sobre esas criaturas abandonas a su suerte, o que lleva a su límite.

“Es que así soy. Yo tengo una identidad con lo que me gusta. Por ejemplo, yo tengo una identidad con este cráneo que ves aquí en la mesa —dijo, y señaló, en efecto, un cráneo sobre una esquina de la mesa—. ¿Por qué? Porque hay algo que me conmueve. Todos mis cuadros tienen algo de mí, y lo tienen sin ser autorretratos. Todos los personajes, todas las figuras, salen de mí. En todos los pintores auténticos, todo lo que ves en cuadro es él.”

Dicho esto, guardó silencio y le dio una calada a su puro. Luego, como hablando para sí mismo, reflexionó en torno de la pintura.

“Mira, la pintura, la auténtica, siempre va a representa su época. Es decir, representa la época en la que tú estás: política, social, económica, cultural, de todo tipo. Es más: en las grandes crisis es cuando se da la mejor pintura. ¿Por qué? Porque hay más angustia, hay más movimiento, hay más tensión.”

¿Cree que la pintura pueda mover fibras, cambiar un poco las cosas que vemos?, le pregunté, casi susurrando, como no queriendo interrumpir.

No lo pensó mucho: “Yo creo que el arte, en general, es la parte espiritual del hombre. A excepción de la arquitectura, que también es arte y tiene una función, el resto de las artes (la música, la literatura, la pintura, la danza, etcétera) no tiene una función vital. Su función es totalmente espiritual o estética o decorativa… Es una forma de verse.”

§§

Apuntemos algunos datos biográficos: Arturo Rivera nació en la Ciudad de México en 1945. Estudió pintura en la Academia de San Carlos, y serigrafía y fotoserigrafía en The City Lil Art School de Londres. Vivió ocho años en la ciudad de Nueva York, en donde, para sobrevivir, ejerció trabajos de albañil, ayudante de cocinero y como trabajador en una fábrica de pinturas.

Sin embargo, en 1979, el pintor Max Zimmerman vio una obra del artista en el Instituto Latinoamericano de la calle Madison. Entonces, todo cambió para él. Y es que Zimmerman se encargó de buscarlo y lo invitó a trabajar con él en una ayudantía en la Kunstakademie de Munich, Alemania. Tras un año de intenso trabajo y estudio, regresó a México invitado por el Museo de Arte Moderno, donde expuso por primera vez. Desde entonces, Arturo Rivera se ha convertido en uno de los pintores más renombrados del país, y también fuera de él.

—Maestro, dicen que a cierta edad uno debe hacer acto de presencia porque se cierne sobre uno el espectro de la demencia o del infarto… ¿Cómo recibe estos 70 años?

—Ja-ja. Es una buena edad. Mira, yo tengo una válvula aórtica desde hace 18 años. Supuestamente, ésta tiene más o menos 20 años de vida. Ahora, yo con el cardiólogo que voy, me dijo que eso no era cierto. Pero, en última instancia, si me tuvieran que cambiar la válvula, porque ahora, según sé, hay unas fantásticas, me la cambió. Si me muero en el intento, ya qué; me morí. No pasa nada. Lo que sí voy a hacer, cuanto antes (y con un notario de por medio), es poner en orden mi papeles y hacer lo mismo que otros amigo: dejar claro que no quiero que me entuben para prolongar mi vida.

—Le entiendo. En la Ciudad de México tenemos la Ley de Voluntad Anticipada.

—Exacto. Yo muero en mi cama. Nada de tubos.

—Quiero pensar que no cree en nada religioso, y mucho menos en algo más allá de la muerte.

—Simpatizo con el budismo; aclaro: no sé mucho de él, ni lo practico. Pero de las religiones, o doctrinas, para mí es la más real y con la que más coincido. Sin embargo, en efecto: no creo en la reencarnación. Ahora bien, no es que reencarnemos… Mira, soy ateo, por supuesto (dentro de un ámbito católico, porque me muevo en una sociedad católica), pero hay una cosa que me llama la atención: todo vuelve a su origen. Todo. Porque lo único que no puedes destruir es la energía. La energía se transforma. Así que nosotros tenemos energía. ¿A dónde se va? Eso sí no lo sé.

—¿De dónde vendrá esa fascinación de muchos seres humanos por la muerte? En su obra está muy presente…

—No lo sé muy bien. Yo creo que mi naturaleza es ambos, porque también soy muy Eros, y se ve en mi pintura. Es un Eros-Tánatos muy fuerte, del que quizá sobresalga el Tánatos…

—En ese caso, la mujer, ¿qué ha representado en su vida y en su obra?

—Ha sido importantísima. Fui muy precoz. Yo, a los 13 años, ya había tenido mi primera relación. Siempre ha sido una parte muy fundamental. Mírame ahora cómo ando. De hecho, huí de mi casa con una novia. Era mi maestra de francés. Ella con 30 años, yo con 18. Fue mi maestra en muchos aspectos. Así que la mujer siempre ha estado ahí, hasta ahora…

—Entonces, nada de vejez…

—En lo absoluto. Yo me siento igual… Vale, de repente digo: ¡¿70?! Sí, en efecto, son un chingo. Pero yo me siento igual. Yo sigo viviendo igual de intenso. Y no es porque (el 15 de abril ) cumplí 70 años, pero yo decía: bueno, a los 70 años ya me calmo. No es cierto. No te calmas. Es lo mismo. Tengo 70 años y estoy vital. No soy un viejito que está con bastón. Además, sigo trabajando. Sigo pintando. Tengo un proyecto de “Mise en scene…”, del cual ya salió el primer cuadro y ya vendí. Así que nada de retiro.

—Me queda claro que, entonces, se siente a gusto recibiendo siete décadas.

—Es que, ¿qué más me queda? Yo sigo viviendo… Y sigo en las tragedias de las separaciones amorosas. O sea, para mí es lo mismo. Uno, a los 70 años, no está con una chava de 30 tratando de arreglar las cosas, o viviendo una separación… Y, sin embargo, heme aquí de nuevo en este laberinto…

Fuente: http://www.forbes.com.mx/arturo-rivera-la-belleza-de-lo-terrible/#gs.TcR8jhE

La polémica muerte de Arturo, el último oso polar de Argentina

En años recientes el oso polar Arturo había llamado la atención de medio mundo por las condiciones en las que vivía en un zoológico de la ciudad argentina de Mendoza.

El animal falleció este domingo con 31 años.

En sus últimos meses presentaba pérdida de apetito, cansancio y fallas en su visión y olfato.

Su lenta agonía conmovió a más de uno y el trágico, aunque natural desenlacereactivó la polémica en Argentina respecto a si se debe mantener animales en cautividad.

Especialmente porque Arturo se encontraba en el zoológico de Mendoza,lugar en el que, según medios locales,casi 80 animales han muerto en lo que va del año y que es constante blanco de críticas por las supuestas malas condiciones en las que viven sus moradores.

  • ¿Realmente está deprimido Arturo, el último oso polar de Argentina?

La muerte del más famoso habitante del zoológico provocó una oleada de mensajes en redes sociales, muestras de pesar de parte de celebridades argentinas y pronunciamientos de organizaciones de defensa de los animales y ambientalistas.

Arturo en el zoo de MendozaMiles de firmas fueron recolectadas en 2014 para trasladar a Arturo a Canadá.

Las autoridades de Mendoza, funcionarios del zoológico y la asociación Amigos del Oso Polar Arturo rechazaron que el animal hubiese fallecido por alguna clase de negligencia.

Perdón Arturo

Esperamos que sea el último oso polar retenido en un zoológico de nuestro país y que su caso obligue a las autoridades a rever la situación de las demás especies exóticas que sobreviven en su misma situación”, dijo en un comunicado la organización ambientalista Greenpeace.

“El animal tenía 31 años y 23 los vivió en cautiverio, en condiciones precarias”, añadieron desde Greenpeace.

En 2014 se recolectaron miles de firmas para pedir el traslado del oso a una reserva en Canadá, un lugar cuyo clima está más acorde a su naturaleza.

Organizaciones animalistas aseguraron entonces que Arturo “deprimido” y un diario británico lo bautizó como “el animal más triste del mundo”.

Oikos, una asociación ambientalista mendocina, aseguró en las últimas horas en un mensaje que “Arturo hace años se había transformado en un ícono en la lucha por el bienestar animal”.

“Hay mucha tristeza por la muerte y mucha impotencia porque se ha venido luchando a lo largo de muchos años y que él haya terminado sus días en Mendozanos tiene que hacer reflexionar como sociedad y dónde estamos parados”, indicó la ONG.

Los amigos de Arturo

Pese a las críticas, las autoridades de Mendoza, funcionarios del zoológico y representantes de asociación Amigos del Oso Polar Arturo defendieron que el animal había tenido una vida y una muerte dignas.

Arturo en 2014En sus últimos meses, Arturo había perdido la vista y presentaba un cuadro de depresión.

Fue un oso muy feliz que, a diferencia de todo lo que se dijo, vivió estos últimos meses de la mejor forma y con una excelente atención médica“, señaló la asociación mencionada.

Mientras, el gobierno municipal de Mendoza publicó un comunicado de prensa en el que indica que Arturo “era un animal de casi 31 años de edad y con un promedio de vida superior a lo habitual de esta especie en un contexto de encierro, puesto que en hábitat natural, el promedio de vida se extiende hasta los 20 años y en contexto de encierro logran llegar a los 26 años aproximadamente“.

Arturo nació en 1985 y llegó a Argentina en 1993 desde Estados Unidos.

El último parte médico presentado por el cuerpo médico veterinario del zoológico informó que el animal permanecía poco reactivo con mínima respuesta a estímulos y depresión marcada de su sistema nervioso central.

Hace un par de años, un equipo de especialistas del zoológico llegó a la conclusión de que Arturo no habría resistido el viaje si se intentaba un eventual traslado a Canadá.

El examen al que fue sometido el animal no convenció a quienes querían su traslado a Canadá y solicitaron que Arturo fuera visto por especialistas internacionales, algo que no llegó a suceder.

Fuente: http://www.animalpolitico.com/2016/07/la-polemica-muerte-de-arturo-el-ultimo-oso-polar-de-argentina/

Un faro de Lux para Mérida

Fernando Gálvez de Aguinaga
La Jornada Maya

Mérida
29 de mayo, 2015

No tengo que decir la dirección de la nueva galería Lux Perpetua, pues se encuentra en el barrio de Itzimná en contra esquina de la célebre antojería Wayané. La inauguración tiene para Mérida diversos ingredientes insólitos en la inversión de una empresa cultural, el primero de ellos es el rotundo éxito desde sus pasos iniciales, ya que no sólo la inauguración estuvo repleta, sino que en los primeros días ya se dieron al menos 12 ventas, así como el lleno total de las conferencias que impartimos la maestra Lupina Lara y quien esto escribe con temas ligados a la historia del arte y la promoción cultural en México. En la exposición que reunió desde nombres ya clásicos del arte mexicano como los de Francisco Toledo, Pedro Fridberg o Alejandro Santiago, hasta la de artistas en plena actividad donde destacaron los nombres de los hermanos Guillermo y Santiago Olguín, entre los muy diversos artistas que mostraron pinturas, grabados o esculturas en la exposición inaugural.

La velada de apertura reunió a cientos de personas, que desde el terreno de enfrente pudieron admirar sentados, bebiendo una copa y degustando deliciosos bocadillos, el edificio diseñado ex profeso por la arquitecta y coordinadora de la Galería Ximena Gutiérrez, quién realizó una apuesta combinatoria del Art Decó con elementos absolutamente contemporáneos de arquitectura, en especial el cubo trasero con sus inmensas vigas visibles de hierro oscuro. Con aires que nos recuerdan el llamado “estilo barco” dentro de la corriente Decó y del cual encontramos notables y difundidos ejemplos tanto en Miami como en Montevideo y hasta en ciertos edificios de la Ciudad de México, resulta extraño que un espacio dedicado a la venta de arte sea construido desde cero en el interior de la república mexicana, pensando sus espacios como salas de exposición ex profeso, que además se dedique uno de sus salones para la instalación de una biblioteca de arte, que la iluminación sea perfecta y que el público abarrote sus eventos.

La concepción del proyecto galerístico, incluye además el impulso de actividades paralelas para la formación de públicos o para que los interesados profundicen en materia de artes plásticas. Así como los dos días siguientes a la exposición la maestra Lupina Lara hizo una revisión del arte actual mexicano, centrándose en la pintura, yo me dediqué a exponer la manera en que Oaxaca se convirtió en una ciudad cultural en gran medida gracias a la promoción ilimitada de espacios, proyectos y actividades culturales que le ha dado el maestro Francisco Toledo. La idea de mi charla era hacer ver qué experiencias puede retomar Mérida del circuito cultural oaxaqueño, cómo el quehacer Toledano se acompañó de la proyección y seguimiento que le dio el diario La Jornada, de la cual es socio fundador, y cómo en Mérida justamente se daban iniciativas coincidentes como el nacimiento del concepto cultural Lux Perpetua y el inminente lanzamiento de La Jornada Maya. Cada conferencia reunió a ochenta personas quienes con boleto pagado, demostraron la necesidad por tener acceso a actividades de calidad en materia cultural en Yucatán, mostrándose no sólo interesados, sino participativos en dialogo tras las charlas con los ponentes.

Lux Perpetua tiene por base su edificio neodecó, pero su fuerza es una idea que busca expandirse sin límite alguno. Así, ya se construye frente a sus instalaciones, en el terreno donde departimos los asistentes a la inauguración como si habitáramos una de esas tertulias al aire libre que plasmó Renoir en sus cuadros. Se levantará ahí un edificio de residencias artísticas con un espacio para impartir cursos prácticos de pintura y otras disciplinas del arte, así también se diseñará un jardín propicio para realizar cine cultural al aire libre, exposiciones de escultura, performances o incluso un pequeño concierto de jazz o de guitarra clásica. También, a unas cuadras de la galería y las residencias, se trabaja en la construcción de un gran taller de grabado, bajo la asesoría del maestro Francisco Limón, artista él mismo, pero destacado impresor quien ha trabajado con los míticos talleres Europeos de Haytier y de Bramsen.

Así el empresario Arturo Canto Rébora y sus hermanos y socios, apuestan a un impulso bien estructurado de la cultura, combinando el negocio de la galería, con la provocación mediante actividades culturales, acervos bibliográficos y espacios dedicados a la producción y disfrute de las artes. Se trata de generar movimiento, agitación de la escena cultural y mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos de Mérida. Las Residencias Artísticas a su vez, permitirán un flujo tanto internacional como nacional de creadores y pensadores del arte, posibilitando encuentros con los artistas locales y con la realidad yucateca.

fuente: https://www.lajornadamaya.mx/2015-05-30/Galeria-Lux-en-Merida

Una fiesta muy animada

Con dos vueltas de 28 golpes cada una, el equipo encabezado por el profesional Julián Valenciana se llevó el primer lugar en el Torneo Pro-Am Telcel Samsung, ayer en el campo El Jaguar.

En una jornada calurosa, de bochorno extremo, Valenciana jugó con Francisco Berny, Daniel Raisman, Gaspar Gorocica y Paulino Díaz para sumar 56 golpes y encaramarse s la primera posición del Pro-Am Telcel Samsung

Su premio fue un viaje al torneo de la PGA que se realizará en noviembre en el Mayakobá de Cancún.

En segundo sitio quedaron, también con 56 golpes, el grupo formado por el profesional Daniel de León, Óscar Canto Chacón, Óscar y Arturo Canto Rebora y Javier Flores. Sumaron 29 y 27 golpes, de manera respectiva.

El profesional David López con Ernesto Schoeder, Francisco Moreno, Antonio Lascurain y Giovanni Castaldi fueron terceros, con 56 golpes, acumulados de 28 y 28.

Los premios, como dijeron muchos participantes, “son lo de menos”.

“Lo importante es competir al lado de jugadores profesionales que destacan en los grandes torneos. Escuchas consejos, aprendes y los ves jugar”, dijo Mario Peniche Cárdenas, uno de los participantes en el Pro-Am. Y es que, para muchos, fue la ocasión ideal para compartir con los que, un día antes, finalizaron su participación en la Gira Negra Modelo.

La licenciada Marcela Velasco, directora nacional de Mercadotecnia de Telcel, y Gabriel Gutiérrez Castrejón, director regional de la misma compañía, estuvieron presentes en la premiación, igual que Alejandro Macotela, director de Samsung.

Por el Yucatán Country Club estuvo Emilio Díaz Castellanos, presidente del consejo de administración, y el presentador fue Francisco Lavat, organizador de la Gira Negra Modelo y presidente de Golf Pro-Am.

El mejor O’yes lo logró el doctor Javier Flores, quien dejó la bola a 19 centímetros del hoyo 12, y recibió un premio de los patrocinadores, además de cerrada ovación al abrirse la ceremonia de clausura. Durante el acto se realizó una rifa con productos de golf y de los patrocinadores.- Gaspar Silveira Malaver

See more at: http://yucatan.com.mx/deportes/una-fiesta-muy-animada#sthash.mIdbW44P.dpuf

ARTÍCULOS MEXICANOS DE REGALO Y DECORACION

México es considerado un importante proveedor de artículos de regalo y decoración, la mayor parte de los cuales tienen como destino final el mercado norteamericano (de ahí que la situación económica de Estados Unidos impacte directamente en la buena marcha de este sector).

Entre los principales competidores de los artículos mexicanos figuran los europeos, que no sólo tienen consolidada una fuerte industria exportadora, sino que también son grandes importadores de los mismos. En particular Europa tiene un favorable intercambio comercial en esta línea de productos, ya que por el lado mexicano las exportaciones no alcanzan cifras considerables lo que pone de manifiesto que las empresas mexicanas no han promovido acertadamente sus productos, ni han logrado adaptarse a la demanda de un mercado como es el europeo.

La exportación de artículos de regalo y decoración representa una parte pequeña de las exportaciones mundiales de nuestro país. Aún cuando la variedad de artículos que presenta este sector es mucha, las exportaciones se centran principalmente en productos de cerámica, objetos de vidrio y artículos de metal. Al comparar las exportaciones mexicanas con las importaciones europeas de este tipo de artículos se advierten algunas diferencias, que reflejan de alguna manera el gusto de los consumidores europeos y, por lo tanto, las oportunidades de mercado para los artículos mexicanos.

En cuanto a los artículos mexicanos cabe resaltar que las artesanías, regalos y productos de decoración, se producen en casi todo el territorio mexicano, manteniendo la identidad regional y las tradiciones en cuanto a diseños y desarrollo de los mismos.

La característica definitoria del sector radica en la gran variedad de artículos de decoración y regalo con que se cuenta, así como la combinación de materiales y colores. Unido a ello destaca la facilidad creativa que distingue al artesano mexicano, le permite diseñar continuamente nuevas líneas de artículos.

Los artículos mexicanos tienen identidad y personalidad propias, que los distingue de otros de origen latinoamericano; por ello es importante seguir manteniendo esta característica, siempre y cuando se combine con el diseño de nuevos modelos y formas, cuidando sus peculiaridades nacionales.

Es importante que el exportador conozca sus límites de producción, de tal manera que no comprometa la venta de volúmenes que no pueden producir y, al mismo tiempo, que evite aceptar pedidos que por sus características no pueda cumplir.

En nuestros días, la clave del éxito de un producto radica en dos elementos clave: el diseño y el material con el que está elaborado. Los artículos mexicanos deben enfocarse en el diseño, la originalidad y el precio que son factores importantes para su éxito en las negociaciones en el extranjero.

Los artículos mexicanos tienen fama de bien hechos, con diseños novedosos y de calidad superior a los que se importan de otros países, sobre todo los que provienen de China, Filipinas o Japón; se consideran artículos cuyo trabajo artesanal es muy cotizado. Para poder competir, es importante respetar los requerimientos del cliente en cuanto a materiales, calidad, diseño y acabado.

Los artículos mexicanos han incrementado su presencia en Europa, principalmente debido a los viajes que los importadores europeos realizan a México, aprovechando sus conocimientos en cuanto al gusto y expectativas de sus mercados, y realizando directamente sus compras. En ocasiones tienen un representante local que funge como oficina de compra, empaque y despacho.

Por último el exportador mexicano debe contar con material promocional como catálogos, folletos, fotografías, etc. que contengan la descripción técnica de las piezas incluyendo, si es el caso, las medidas o capacidades. Debe considerar una lista de precios contemplando los términos de la venta y el tipo de empaque, difusión a través de medios impresos y electrónicos, participación en ferias y exposiciones nacionales e internacionales, así como en foros sectoriales tanto en México como en el extranjero para dar así darse a conocer y a su vez estar al corriente de las tendencias del mercado, gusto en colores, nuevos diseños y de la competencia.

 

Arturo Canto Rebora

Importaciones golpean los precios de la leche

20 por ciento representaron las compras de leche del exterior durante 2015.

CDMX.- Los precios de la leche en México tienen una tendencia a la baja ante las mayores importaciones del producto en polvo, lo que ha significado un golpe para los productores nacionales.

Por ejemplo, la leche en polvo de la marca Fortileche pasó de 41.18 pesos a 39.17 de enero a marzo de este año, mientras que la bolsa de Alpura de 500 gramos del mismo producto pasó de 49.45 pesos a 47.29 pesos en el mismo periodo, según las cifras más recientes de la Secretaría de Economía.

“Creemos que los precios en México se han visto impactados por el aumento de 24% de la oferta de la leche en polvo importada a precios 15% inferiores”, señalaron analistas de Banamex en un reporte.

Las importaciones de leche en polvo pasaron de 207 mil 111 toneladas en 2014 a 259 mil 479 toneladas el año pasado, según el último reporte de Secretaría de Economía sobre el sector. El 88% de las compras proviene de EU, 7% de Nueva Zelanda, 2% de Alemania y 1% de Francia.

TE PUEDE INTERESAR

Las compras del exterior representaron el 20% del consumo nacional aparente durante 2015, mientras que el resto correspondió a la producción nacional.

A inicios de abril, la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche) aseguró que al menos mil productores por mes han dejado la actividad desde el año pasado por la dificultad de competir frente a la importación.

“El hecho de poder importar o conseguir hoy producto, que son sobrantes de otros países, hace que se estén vendiendo muy por debajo de su costo de producción para sacarlos y mandarlos a nosotros”, dijo a inicios de abril, Vicente Gómez, presidente de la organización.

“Hay empresas que lo están aprovechando, están dejando de comprar leche de México y bajando precios. Esa leche se queda sin mercado, otras organizaciones la están comprando pero a menos de la mitad de lo que cuesta producirla”, agregó en entrevista con Expansión.

Los analistas de Banamex señalaron que las granjas tradicionales más pequeñas (de menos de 100 vacas) probablemente tienen mayores costos estructurales que las granjas más grandes (entre 10 mil y 30 mil reses).

México gana terreno en el sector importador

México gana terreno en el sector importador de Estados Unidos. Actualmente es el segundo país con mayor peso, después de China, que representa 20.1% de las importaciones totales, indica el #SemáforoEconómico.

Durante el primer trimestre de 2016, Estados Unidos importó 70,337 millones de dólares de México, es decir, de todos los bienes importados que compró nuestro vecino del norte, 13.7% fueron de origen mexicano, cifra que representa la participación más alta en las importaciones totales desde que existen datos, en 1987.

México ha ganado terreno en el sector importador de Estados Unidos. Actualmente es el segundo país con mayor peso, después de China, que representa 20.1% de las importaciones totales.

Tan solo en el primer trimestre del año pasado, México ocupaba el tercer lugar, después de Canadá que representaba 13.8% del total de las importaciones estadounidenses, mientras que México representaba 13%. Actualmente, México representa 13.7% y Canadá 13.1%.

Arturo Canto Rebora.